Juan Sauce Otro blog en Desafíos Literarios

5 marzo, 2017

Ganar o perder (historia de la liebre, la tortuga y algunos más)

Filed under: Relatos — Etiquetas: , , — Juan Sauce @ 7:19 am

¿Te imaginas el cuento de la liebre y la tortuga, pero llevado aún más allá? Este fue el primer relato que se me ocurrió cuando comencé mi aventura de escribir para la página desafiosliterarios.com. El dibujo también es mío.

GANAR O PERDER (HISTORIA DE LA LIEBRE, LA TORTUGA Y ALGUNOS MÁS)

La tortuga ganó a la liebre en una carrera debido a que ésta, en un exceso de confianza, se quedó dormida. A su vez, la liebre ganó al camaleón en un concurso de camuflaje, porque el camaleón se olvidó de que los pigmentos de su piel no pueden volverse blancos como la nieve.
El camaleón, curiosamente, había ganado a la rana en una competición de saltos, ya que al batracio, con los nervios, le dio un calambre en la pata justo cuando tomaba carrerilla. Sin embargo la rana hubo ganado al canario en una prueba de canto, simplemente porque el canario se dio un buen empacho a la hora de comer y le dio hipo en el momento más inoportuno.
Aunque el canario había ganado a la sardina en un reto de natación, y es que la sardina se equivocó de camino porque no distinguía la diferencia entre el este del noreste en su tridimensional mundo submarino. La sardina ganó al colibrí en una apuesta para ver quién aleteaba más rápido sus extremidades, porque el pajarillo tuvo la mala suerte de competir fuera de su ambiente, donde tuvo frío y no fue capaz de separar las alas de su cuerpo para moverlas.
El colibrí ganó a la zarigüeya a la hora de hacerse el muerto porque en su demostración, la zarigüeya se dejó caer sobre un matorral lleno de espinos y os podéis imaginar el grito que soltó. Y por último, la zarigüeya venció a la tortuga en una muestra para ver quién tenía la casa más práctica y original, simplemente porque cuando pasó el jurado junto al cansado reptil, éste se escondió en su caparazón para que la vieran bien pero la confundieron con una simple roca…
Esto me lleva a pensar que no importa lo bueno que sea en una cosa, siempre me pueden ganar. Que no importa cuántas veces pierda, volveré a tener oportunidades para vencer. Que el orgullo, la mala suerte, las circunstancias, un descuido, una absurda equivocación o las propias limitaciones pueden echar a perder lo que mejor sé hacer. Que siempre encontraré gente más capacitada y con más talento que yo pero eso no me impide participar y lograr. Que debemos intentarlo siempre porque no sabemos cuáles serán los imprevisibles resultados. O simplemente que, a veces se gana y a veces se pierde, y hay que saber vivir con eso.

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress